• cabecera web torrespana
  • nav01.jpg
  • nav02
  • nav03
  • nav04
  • nav05
  • nav05
  • nav06
  • nav06
  • nav06
Imprimir

La presidenta interina ELENA SÁNCHEZ evita el control del 80% en los contratos de programas y series

El Consejo de Administración presidido por José Antonio Sánchez tenía establecido que los proyecto que superaran la cantidad de 500.000 € deberían obligatoriamente ser aprobados por dicho Consejo.

La siguiente en el cargo, la administradora única de la Corporación RTVE, doña Rosa María Mateos, y con Elena Sánchez como secretaria general y sin tener que convencer a ningún miembro de un consejo inexistente, elevó está cantidad de forma inexplicable a 2 millones de euros. Recordemos que este nombramiento fue declarado inconstitucional por el Tribunal Constitucional en 2018, sin que dicha sentencia haya tenido ninguna consecuencia significativa más allá de la estética.

En estos momentos en que estamos dirigidos por una presidencia interina del Consejo de Administración, en el día de ayer se propuso volver a la cantidad de 500.000 euros para una mayor fiscalización de los gastos. Eso supone más trabajo para los consejeros y eso no parece muy satisfactorio para aquellos que están ocupando puesto a propuesta del PSOE, de Podemos y de IU. El representante del PNV se abstuvo.

Pero nada como recordar que la dirección y administración de la Corporación corresponde al Consejo de Administración y que, entre sus funciones está: “k) Aprobar aquellos contratos, convenios, acuerdos o negocios jurídicos que el propio Consejo de Administración determine que han de ser de su competencia en razón de su cuantía o importancia. El resto de contratos, convenios, acuerdos o negocios jurídicos de la Corporación RTVE serán aprobados por el presidente”.

Y para nada puede ser excusa el exceso de trabajo que ese control requiere. Cuando aceptaron el cargo sabían perfectamente a qué se comprometían y lo que iban a cobrar. Así queda recogido en la Ley 17/2006: “El Presidente del Consejo de Administración percibirá las retribuciones fijadas de acuerdo con el Real Decreto 451/2012, de 5 de marzo, por el que se regula el régimen retributivo de los máximos responsables y directivos en el sector público empresarial y otras entidades El resto de los miembros del Consejo de Administración percibirán exclusivamente las indemnizaciones por asistencia a sus sesiones, de conformidad con lo dispuesto en el Real Decreto 462/2002, de 24 de mayo, sobre indemnizaciones por razón del servicio”.

Es más, los consejeros tienen la condición de cuentadantes a los efectos previstos en la legislación del Tribunal de Cuentas. Esto es que “quien por acción u omisión contraria a la Ley originare el menoscabo de los caudales o efectos públicos quedará obligado a la indemnización de los daños y perjuicios causados”.

No saber, no participar, no querer significarse no es óbice para evitar la norma anterior. Son cuentadantes siempre y a todos los efectos. Es decir, responsables.

Que no sepan que a María del Monte se le pague un hotel de cinco estrellas para que haga una promoción, casi es anecdótico si no fuese dinero público, pero que no participen de programas, inversiones y gastos que no lleguen a esos 2 millones de euros, es una irresponsabilidad.

Ayer, en el Consejo también se acordó la “internalización” de algunos programas, con el objeto de ahorrar hasta un 35%. ¿Quiere esto decir que lo que no se hace con recursos propios cuesta un 35% más? ¿No es esto mala gestión? ¿No es esto malversación de fondos públicos? Cuentadantes, cuidadín.

En estos momentos de caos, interinaje y de dudas legislativas, desde USO pensamos que cuanta más transparencia mejor, cuanto más consenso mejor, cuantos más ojos sobre los programas y las inversiones mejor, y cuanta más implicación del Consejo de Administración mejor.

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA