• fronton web lazo
Imprimir

25N21

 

Con motivo del 25N, desde USO queremos denunciar, un año más, que la violencia que se ejerce contra las mujeres constituye, desgraciadamente, un fenómeno universal y estructural. En cualquier parte del mundo, las mujeres saben que, solo por el hecho de haber nacido como tal, son más susceptibles de sufrir violencia física, psicológica, moral, sexual, social, económica, educativa o laboral. 

 

En Europa, los datos de violencia de género son alarmantes, mientras que la acción política y legislativa para hacerle frente es escasa y desigual. De hecho, aún no está tipificada como eurodelito. 

 

En España, aunque sí existe un Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aún enfrentamos importantes retos en la erradicación de esta violencia. El primero de ellos es la falta de conciencia sobre el problema mismo, especialmente entre las personas jóvenes. Si bien una parte de la población está cada vez más informada y sensibilizada sobre el problema, otra le da totalmente la espalda e incluso lanza mensajes constantes cuestionando su existencia. 

 

Los datos están ahí. Desde enero del año 2003 hasta el 28 de octubre de 2021, se han contabilizado 1.117 víctimas mortales por violencia de género (36 en lo que va de año) y 327 niños huérfanos menores de 18 años, 21 este año. Además, el levantamiento del estado de alarma, en mayo de 2021, trajo consigo un repunte de casos y una evolución incierta, pues aún sufrimos los estragos de la pandemia. 

 

Otro de los retos que tenemos que afrontar es el cambio de enfoque para conseguir eliminar la violencia de una vez por todas. De las 36 mujeres asesinadas este año, solo 8 habían denunciado previamente a su agresor. Esto indica que, la mayoría de las veces, la violencia se queda en casa, siendo difícil su detección. 

 

El apoyo a las víctimas por parte de familiares, amigos o conocidos es fundamental para que ellas se decidan a interponer una denuncia y frenar su situación de violencia. El problema es que hay mujeres que se encuentran realmente solas, no tienen a quién acudir. En muchos casos, además, están desempleadas o tienen un trabajo precario que no les permite la independencia económica, atándolas aún más a su agresor. Por ello, crear una red de personas que las animen a seguir adelante es vital. 

 

Aunque la erradicación de la violencia de género pase por la visibilización del problema y por un cambio profundo en la educación, las acciones de apoyo son imprescindibles para proteger a las mujeres de los ataques. 

 

Un 25N más, desde USO lucharemos para que no haya 25N. Denunciamos con cifras que la violencia de género es una realidad que padecen miles de mujeres y que, en los casos más extremos, la violencia sí que se termina un día: el día en que la asesinan. 

 

Por eso, USO llama a crear redes de apoyo más fuertes en los centros de trabajo para proteger a la víctima: para que se atreva a denunciar y salir de la espiral de violencia. 

 

Las medidas de protección laboral y seguridad social recogidas en la legislación; la negociación colectiva; los planes de igualdad; y, en el peor de los casos, la cobertura que ofrece USO con su Caja de Resistencia y Solidaridad para las víctimas, son herramientas que, como sindicalistas, tenemos a nuestra disposición para avanzar esa red. Pero la red también eres tú, con tu apoyo directo, formando una correa de transmisión entre las trabajadoras y las instituciones que deben actuar. A tu compañera de trabajo, a tu clienta, a tu usuaria… dile que todos somos su red contra la violencia de género. 

 

¡FORMEMOS UNA RED CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO!

 

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA