Imprimir

COMIENZA EL BAILE

 

El consejo de administración de la CRTVE ha empezado a hacerse oír con el nuevo organigrama acordado por UNANIMIDAD. Es precisamente esta unanimidad la que confiere credibilidad a la nueva estructura. Una estructura orgánica que supone una revolución con respecto a lo hasta ahora conocido, trae cambios, muchos cambios. Cambios de verdad y no solo de nombres, sino de proyecto. 

En USO no vamos a entrar a valorar, de momento, los cambios de personas. Habrá que dar un tiempo de confianza y cortesía para dejar que cada uno se asiente y tenga tiempo para poder mostrar su valía. Lo que sí queremos hacer, de entrada, es aplaudir la valentía mostrada por el riesgo asumido al afrontar una renovación tan profunda.

 

Y dicho esto no nos queda más remedio que confiar y esperar que acierten con estos nombramientos porque la situación en la que está sumida la CRTVE no se soluciona con tintas grises.      

 

USO espera que cada nuevo cargo directivo, además de trabajo y ejemplo, muestre la transparencia y honestidad exigible en su vocación de servicio público y pasen a convertirse en referentes para una plantilla dividida y desmoralizada que desde hace tiempo esperaba y demandaba un proyecto.

 

En USO nos ilusiona que se haya creado una dirección de servicio público, hecho que puede ser la brújula que guíe la nueva programación y mejore la utilización de los recursos y capacidades de todas las personas que trabajan en la Corporación.

Es urgente e imprescindible reencontrar la conexión con una ciudadanía que ha dejado de apoyarnos con su fidelidad, tal como muestra la alarmante caída de las audiencias, sobre todo en Informativos.

 

USO es consciente, también debe serlo la dirección, de que habrá sectores que anteponiendo sus intereses privados y privilegios opongan resistencia a los profundos cambios que introduce la nueva estructura orgánica que viene a modificar drásticamente valores y normas que se daban por sentados. Este nuevo organigrama va a exigirnos A TODOS un cambio en la forma en la que concebíamos, planificábamos y hacíamos nuestro trabajo.

 

El cambio es vertiginoso y plantea ambiciosos retos y complejidades desconocidas. Se incorpora inteligencia de fuera de la Casa, pero también compañeros que esperamos aporten su amplia experiencia, cualificación, dedicación y lealtad a la Corporación.  

 

A LA ESPERA DE LAS ÓRDENES DEL NUEVO MANDATO MARCO

A partir de ahora la nueva Dirección debe ejercer un adecuado control y supervisión de funciones y tareas. Y deberá marcarnos las estrategias más adecuadas para cumplir con el nuevo Mandato Marco, el auténtico decálogo de mandamientos de CRTVE, en el que ha empezado a trabajar el Parlamento. 

 

Y para eso deberán ilusionarnos a todos los trabajadores de la Corporación que llevan mucho tiempo esperando a unos gestores cuyas principales directrices sean la profesionalidad y el servicio público. Estamos hartos de las puertas giratorias por las que han circulado los amiguetes de quienes se hacían con el timón de la empresa. Ha llegado el momento de reconducir entre todos una nave que iba a la deriva hacia un más que probable naufragio total.

 

Para eso nada mejor que el nuevo presidente nos cuente con detalle cuáles son los objetivos, los retos, los medios y los plazos. USO quiere conocer cuál es el impacto social que se busca. Queremos que José Manuel Pérez Tornero y su nuevo equipo nos cuenten EL RELATO para que todos los trabajadores tengamos claros los valores que debemos transmitir a los ciudadanos con el fin de alcanzar el objetivo de ser una empresa de auténtica vocación de servicio y utilidad  pública.

 

El baile ha comenzado y hay mucho en juego. No solo se trata de puestos de trabajo o del sustento de miles de familias, que claro que sí. De lo que se trata es de estructurar y poner en valor la comunicación de todo un país. 

 

De autentificar nuestro nombre y apellido: RADIO TELEVISIÓN ESPAÑOLA.