• fronton web lazo
Imprimir

HACIENDA CAPA EL III CONVENIO COLECTIVO

 

La Comisión de Seguimiento de la Negociación Colectiva de las Empresas Públicas (CSNCEP), a partir de ahora Hacienda para que nos entendamos, ha decidido poner límites a los preacuerdos a que llegaron el bloque UGT-SI y la empresa para el III Convenio Colectivo. 

 

El pasado miércoles, todos los sindicatos que componemos el Comité Intercentros hemos tenido acceso a los documentos de Hacienda que imponen condiciones y límites a los preacuerdos.

 

En un nuevo ejercicio de transparencia nosotros preferimos haceros llegar ese documento íntegro con sus 13 puntos. Un documento técnico (pulsa sobre la imagen para verlo) que viene a decir que Hacienda no asume los incrementos en Disponibilidad y Saltos de Nivel, entre otras cosas, porque suponen un incremento de masa salarial no asumible por los Presupuestos Generales.

 

 

¿Por qué UGT y su apellido llevan meses vendiéndonos que todo estaba resuelto y que ya se iba a firmar?  Muy claro, porque se lanzaron al abismo y todo este tiempo han estado improvisando. Y lo malo es que nos arrastraron a todos en su aventura. En USO venimos advirtiendo desde el primer momento de que no estábamos en las mejores condiciones para negociar un nuevo convenio con el equipo de una Administradora PROVISIONAL y con una situación política realmente complicada.

 

INCOMPETENTES PARA NEGOCIAR

 

Siendo ya muy malo el contexto, lo empeora que este Gobierno desautoriza a la dirección de Rosa María Mateo para este tipo de negociaciones. ¿Para qué tantas reuniones, consultas, idas y venidas en una Mesa de Negociación si al final es con la Comisión Delegada del Gobierno para asuntos económicos con quien hay que pactar? ¿Qué es la Dirección de CRTVE en este caso? Pues nos ha quedado claro que solo son un mero gestor de Recursos Humanos. Pero si son incompetentes para llegar a acuerdos serios ¿Qué hacemos sentándonos con quienes no tienen la última palabra? Al final los trabajadores tenemos la impresión de que todo es un paripé y una pérdida de tiempo y de dinero. Porque de habernos sentado con los CAPOS DE VERDAD desde un principio, por estas fechas hace ya 2 años, estos inconvenientes de última hora hubieran quedado resueltos y ya tendríamos Convenio y el aumento salarial en nuestro bolsillo.

 

¿TRAGAREMOS, O VOLVEREMOS A LAS BARRICADAS?

 

Ahora, una vez encajonados en el abismo, la pregunta es si tragamos renunciando a un dinero y unos nuevos derechos que recompensen los recortes sufridos estos años, o volvemos a la Mesa de Negociación para convertir el III Convenio en el parto de los montes. Si nos doblegamos renunciamos a más de un 1% de subida salarial, al margen de lo que vamos a perder en deslizamientos (disponibilidad y saltos de nivel) y a la consideración de los días 24 y 31 de diciembre como festivos (derecho ganado a cambio de desconvocar una huelga en el año 2019). Como veis, el tiempo da y quita razones. Y a los que nos tildaron de agoreros no les queda más remedio que reconocer que USO tenía razón. 

 

La guerra no está perdida del todo. Siempre nos quedará... el juzgado. Pero eso supondrá, con el atasco que hay en la Justicia, aplazar años el cobro de nuestro dinero. De un dinero que ya hemos trabajado y que tenemos derecho a disfrutar. Ya lo hicimos en otra ocasión consiguiendo el Supremo el reconocimiento de los deslizamientos. Y lo haremos las veces que haga falta. Y también la paralización del proceso nonato de oposiciones.

 

Para ser justos, tenemos que felicitar a los compañeros que han decidido marcharse anticipadamente a los 63 años, porque Hacienda ha aceptado el incremento de la indemnización de los 30.000 a los 50.000 €. Al final puede que sea lo único realmente importante que se consiga. Un premio que solo afecta a los que se van. El castigo es para los que nos quedamos. Seguiremos informando.

 

USO, la verdad con documentos

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA