• thumbnail fronton web
Imprimir

LA DIRECCIÓN OPTA POR LA DICTADURA

 

Doña Mateo opta por aprovechar el vacío legislativo durante el proceso electoral para atentar contra los derechos fundamentales de los trabajadores de RTVE usando al poder judicial como arma arrojadiza. La administradora provisional única (nombrada a dedo por un gobierno socialdemócrata) decide acudir a los tribunales para aplicarnos la jornada laboral de las 37,5 horas semanales.

Doña Mateo se quita la careta de "progresista" con la que aterrizó en el cargo recurriendo, por la puerta de atrás, con premeditación y alevosía, a políticas al más puro estilo neoliberal y ultracapitalista con la perversa intención de cargar todo el peso de la crisis sobre los trabajadores. 

Doña se ha cubierto con el paraguas de la ideología para embaucar y laminar la resistencia de sus supuestos afines progresistas que una vez neutralizados (se acabaron los viernes negros y las exageradas y tendenciosas denuncias de manipulación en el Parlamento Europeo), han podido ser fácilmente acribillados con el “fuego amigo” contra el que, por razones de identidad ideológica, no pueden ni protestar.

MATEO, UNA DICTADORA QUE SE ESCONDE TRAS LAS TOGAS DE LOS JUECES

Vamos, que en lugar de estudiar, razonar, justificar y explicar a la plantilla la “supuesta necesidad empresarial” de volver a implantar la jornada de 37,5 horas semanales, Doña Mateo ha preferido cobardemente esconderse bajo las togas de los jueces para que sean ellos los que dictaminen la supuesta legalidad democrática de tal medida empresarial.

Los “cerebros” que asesoran a la DICTADORA PROVISIONAL ÚNICA le han aconsejado invertir el procedimiento (de forma torticera y de mala fe, según opinamos en USO). Lo normal es que los conflictos colectivos los presenten los sindicatos, y nunca lo haga la empresa, que tiene el poder ejecutivo de su lado. 

Una estrategia que pone en claro que la Dirección de Recursos Humanos es libre de seguir defendiendo las directrices que la impulsaron al cargo durante el Gobierno de Mariano Rajoy. Por lo visto el Gobierno del señor Sánchez tiene un topo neoconservador al frente de los RRHH de la CRTVE y no se ha enterado.

Si la Dirección de la Corporación quiere acciones contundentes por parte de los trabajadores, en plena campaña electoral, tendrá que explicar muy bien, que interés tiene en ello.

UGT Y SI SE ACUESTAN CON EL ENEMIGO

Este intento de la Mateo de atar de pies y manos a los sindicatos con triquiñuelas jurídicas nos la tomamos en USO como una manifiesta declaración de guerra abierta contra toda la plantilla de RTVE. Porque lo que en realidad esconde este incremento de horario es una intención de recortar nuestros salarios y mantener nuestro poder adquisitivo a niveles de la crisis. La fórmula es: te doy más dinero, pero te hago hacer más horas. Resultado: te quedas como estabas, pero con peor calidad de vida. ¿Dónde queda eso de empresa amable, que permite conciliar y que es ejemplo de igualdad?

Y de rebote deja con el culo al aire a UGT y el SIC que, de la mano y sin tapujos, se han entregado a los intereses de Doña Mateo en la negociación del III Convenio Colectivo que denunciaron unilateralmente pese a las advertencias de USO.

Desgraciadamente el tiempo nos ha dado la razón. ¿Dónde están ahora aquellos eslóganes de "el convenio de la recuperación de derechos"?

¿Qué hemos recuperado, si estamos luchando por no volver a las 37,5 horas? Tiempo perdido y otro paso atrás. ¿Quién paga los platos rotos? Todos los trabajadores.

En USO esperamos que las próximas elecciones sindicales ajusten las cuentas a quienes por intereses particulares han dilapidado ilusiones y la capacidad de luchar unidos. No se puede jugar a todas las bandas y negociar como si se echara una moneda al aire. No te puedes acostar con el enemigo y salir impune. Para eso sirve tu voto.

USO TE INFORMA

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA