• fronton web lazo
Imprimir

La dirección responde a uso

 

El pasado 12 de febrero USO envío y registró escrito a la Dirección Corporativa donde formulábamos algunas preguntas y afirmaciones. Una vez recibida contestación a esta sección sindical,  la reproducimos para tu conocimiento, y para que los afectados sepan a qué atenerse.

 

Imprimir

Unas cuestiones sobre la convocatoria

 

La semana pasada, justo antes de terminar el plazo para participar en la convocatoria de traslados, promociones y cambios de ocupación tipo que finalmente se amplió en dos semanas (hasta el día 26 de febrero), USO ha registrado el siguiente escrito que afecta fundamentalemente a todos aquellos compañeros cuyo contrato es de "INDEFINIDO NO FIJO".

A día de hoy, todavía estamos esperando contestación. 

USO os mantendrá informados.

Imprimir

Y OTRA MÁS. YA VAN ...

 

Y es que lo de esta dirección no tiene parangón en la historia de RTVE. Hacen todo lo contrario a lo que predicaban cuando amparados en el movimiento de los viernes negros criticaban todo, absolutamente todo.

Y así nos encontramos con una nueva externalización adjudicada, cómo no, a los “amiguetes” de Mediapro, OVERON por medio. ¿No había otra opción? ¿Es la mejor oferta?

RTVE encarga a Mediapro sus directos en streaming por falta de medios

Este es el titular que nos encontramos en algún medio digital. Desde USO hemos preguntado a los compañeros de RTVE Digital. Nos cuentan que este es un servicio que se venía prestando de forma interna, no sin muchas carencias, y con apoyo de un equipo externo de soporte informático.

Pero la Dirección de Desarrollo Digital ha decidido externalizarlo. ¿Qué está pasando con las direcciones técnicas en RTVE? El otro día sabíamos de los problemas de medios en RNE y ahora nos encontramos con que la dirección técnica de RTVE Digital saca a la calle un servicio que se debería prestar con personal de la casa. 

Una vez leídos los pliegos comprobamos que lo que se está solicitando básicamente es un servicio de continuidad de las emisiones, y nos volvemos a hacer varias preguntas ¿no existe en RTVE una dirección que se ocupa de ello? ¿Por qué no se ha delegado este trabajo a la citada dirección? ¿o es más fácil seguir las instrucciones del todopoderoso Enric Hernández y volvérselo a regalar a una productora amiga? Por cierto, el artículo de prensa habla de 912.000 €, pero no dice que es por cada año de prestación, que según el pliego podrían ser dos, es decir, nos iríamos a la nada desdeñable cantidad de 1.824.000 €.

Y no, no nos equivocamos, porque si cogéis el organigrama la Dirección de Desarrollo Digital dirigida por Manuel Gómez depende de la Dirección de RTVE Digital e Investigación liderada por Ignacio Gómez (directivo externo de la época Luis Fernández), que a su vez depende de la Dirección Proyectos y Estrategia Corporativa de Fran Llorente. Y por fin hemos llegado a la cabeza, el Sr. Hernández.

 Lo lógico y razonable sería hacer la correspondiente inversión tecnológica y aprovechar el proceso de promoción, traslados y cambios de ocupación tipo, para dotar de los recursos necesarios a este servicio. Servicio que, por otra parte, según se deduce de los pliegos, es esencial y estratégico ¿Y lo dejamos en manos de un tercero externo? 

Esta es la dirección que se llena la boca de hablar de transformación digital, de renovación, de cambio de estrategia empresarial…. y de tantas otras cosas que quedan muy bien en el papel, pero los hechos demuestran que les importa bien poco porque a la menor oportunidad externalizan.

La misma dirección que hace meses, muchos meses, delego en Telefónica para que definieran como debería ser el nuevo servicio de “A la carta”. ¿En que quedó este proyecto? ¿Una nueva vía de escape de unos cuantos miles de euros en un proyecto que nadie ha visto?

Cada día que pasa es más necesario, más urgente, tener una Presidencia con un Consejo de Administración que controle, gestione y supervise estas  actuaciones.

 

 

Imprimir

IMPEACHMENT a RTVE

 

Mientras el poder legislativo estadounidense avanza en su segundo juicio político al expresidente Donal Trump, el pueblo español ya ha emitido su sentencia condenatoria a RTVE a través de su más legítima herramienta de poder democrático: las audiencias.

El hecho de que en enero de 2021 la media haya descendido por debajo del 10% demuestra que los españoles ya no creen que RTVE sea un medio de comunicación de referencia. Una auténtica condena a muerte diferida. Solo hay que unir los puntos que miden las audiencias desde la toma de posesión de Rosa María Mateo hasta las últimas cifras. Esa línea traza una pendiente en todos y cada uno de los medios, canales y soportes de RTVE.

Por orden de responsabilidades habría que señalar en primer lugar a un Gobierno que accedió al poder denunciando la corrupción y las políticas de corte autoritario o antidemocráticas. Y que luego utilizó su poder para poner al frente de la CRTVE, de forma "provisional" a Rosa María Mateo y su equipo de adláteres. No olvidemos que la administradora única no pasa de ser una mera convidada de piedra a una mesa a la que llegó como cuarto o quinto plato, por no decir postre, para una silla que otros candidatos más astutos y mejor informados rechazaron.

ENSIMISMADA EN SU INCOMPETENCIA

El tiempo ha demostrado que ni su cualificación, ni su talante, ni su edad, ni su temperamental carácter exento de diplomacia, la hacen adecuada para el enorme desempeño de dirigir una gran empresa de comunicación audiovisual. Y menos de saber priorizar la condición ineludible y estatutaria de ofrecer inexcusablemente la transparencia que requiere el servicio público.

Su condición de enchufada ha trascendido tanto a su gestión que su currículum pasará a la historia con calificativos como caótica, desnortada y sectaria. La guinda del pastel ha sido su comunicado exculpatorio sobre el rótulo con el que uno de los contratados externos de Enric Hernández, procedentes de la política catalana, ha terminado de poner en la picota la ya muy desprestigiada línea informativa de RTVE.

Tenía que ocurrir. Ha sido la crónica de una muerte anunciada para una gestora que, encerrada en su torre de marfil, solo se deja llevar y aconsejar por las voces de su ego y su numerosa e interminable corte de estómagos agradecidos de organigrama que con sus calculados halagos le hacen sentirse elegantemente vestida a pesar de que como en el cuento, va desnuda.

Su falta de preparación, y la de su equipo, queda grabada en ese comunicado en el que para arreglar un desaguisado se pasa cien paradas al lado contrario.

Un incidente de este tipo solo puede afrontarse desde la legalidad. O sea, con la apertura de un expediente informativo que, a lo largo de un proceso auténticamente democrático y garantista, depure todas las responsabilidades hasta llegar a sanciones debidamente amparadas por el Convenio Colectivo.

En USO vamos a estar muy atentos a la evolución del expediente que se le incoe a la compañera cesada. Queremos saber los cargos que se le imputan. No queremos que esta crisis se cierre en falso con un hipócrita tirón de orejas (la ceso y la llevo a un cómodo rinconcito) o con una desproporcionada sanción.                                       

Para USO no debería ser necesario tener que recordar el artículo 20 de nuestra Constitución ni el Manual de Estilo aprobado unánimemente por un Consejo de Administración (¡qué tiempos aquellos!) ni la propia Ley de la Corporación RTVE, porque este tipo de “error” pudiera ser considerado como intromisión ilegítima, menoscabo del derecho al honor o quizá algo más grave, por tratarse de una menor. Visto lo visto, ha de ser temario imprescindible para los que quieran ingresar en la Corporación.

Nadie está focalizando la responsabilidad de Mónica López y de Lluis Guilera como dirección conjunta de “La Hora de La 1”. Si estos no son los responsables directos ¿quiénes son? Pero claro, son los protegidos de Enric, verdadero capo de la Corporación.

Solo un dirigente con ADN autoritario y dictatorial se atreve a anunciar ceses y despidos sin haber apurado las vías a las que obliga la prudencia, respetando las normas que nos rigen. Una auténtica demostración de puro analfabetismo a cerca del Estado de derecho.

COMO EL CABALLO DE ATILA

Doña Mateo sigue en el cargo a pesar de estar desautorizada por su forma de acceso, por las audiencias, por la descomunal deuda acumulada, por haber llevado a la RTVE a su mayor cota de desprestigio y ahora, por no saber gestionar con herramientas de Recursos Humanos una crisis desatada por trabajadores que dependen de usted y de su equipo de responsables. ¿Qué más necesita para darse cuenta de que su etapa al frente de la Corporación hace tiempo que ha llegado a su fin? De seguir por ese camino le acabaremos poniendo el mote de “Othar”, a cuyo lomo Atila iba dejando un erial a su paso. 

Sea como sea el daño ya está hecho. El pueblo ha hablado. Y habla cada día retirándonos su confianza y desconectando de nuestros servicios informativos. Desde que Doña Mateo está al frente RTVE hemos dejado de ser el referente que fuimos durante décadas. Una condena permanente revisable con la que la administradora única y su equipo nos castigan, y de la que todos queremos salir antes de que acabe en pena capital.

 

Imprimir

La opacidad como sistema

 

La transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política. Es lo que dice la Ley 19/2013, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno.

Y sigue: Sólo cuando la acción de los responsables públicos se somete a escrutinio, cuando los ciudadanos pueden conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda participación de los poderes públicos.

La Dirección de la Corporación lleva años instalada en el más opaco oscurantismo. Y para ello recurre a todas las dilaciones posibles, hasta que hay una sentencia que les obliga a ello. Increíble en una empresa 100 por 100 pública el que se ampare en tecnicismos para evitar ser escrutada por la sociedad. Increíble que para conseguir la información que se nos debe a quienes pagamos nuestros impuestos y de los que depende la financiación de la Corporación, tengamos que recurrir a nuestro bufete de abogados para exigir nuestro derecho.

Antes de la llegada de Luis Fernández a la dirección de nuestra empresa, todos los datos que desde USO solicitamos estaban colgados en la intranet corporativa para conocimiento general. Aparecía el nombre y apellidos, la situación laboral, el complemento que cada uno tenía, la estructura orgánica con sus correspondientes niveles, los exentos de servicios, y mucha más información.

Si antes de Luis Fernández esta información estaba disponible ¿Por qué ahora no? ¿Qué se pretende ocultar? Hay algo que sí, parece obvio, o en caso contrario no sería entendible esta cerrazón. 

Hoy hemos presentado un escrito solicitando a Doña Rosa María Mateo que cumpla con la resolución del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno. Os facilitamos este ESCRITO (pulsa aquí), al igual que la RESOLUCIÓN (pulsa aquí) en la que nos basamos para pedirlo. Demostrando con ello, que USO sí actúa con transparencia.

En USO vamos eliminando etapas hasta conseguir nuestro objetivo, que debería ser el de toda la empresa: TRANSPARENCIA. Y con el ánimo de exigir responsabilidad a quienes administran dinero público.

Siguiendo con la Ley: Este sistema busca que los ciudadanos cuenten con servidores públicos que ajusten sus actuaciones a los principios de eficacia, austeridad, imparcialidad y, sobre todo, de responsabilidad.

 

USO, ESTAMOS EN ELLO.