• fronton web lazo
Imprimir

NUEVO VARAPALO JUDICIAL A ROSA MARÍA MATEO

 

Aunque se suele dar por bueno eso de que muerto el perro, se acabó la rabia, los tribunales han resucitado, vía sentencia, la unánime repulsa a la gestión de Rosa María Mateo como administradora provisional única de RTVE. La Audiencia Nacional ha fallado a favor de USO en nuestra reclamación sobre la obligación de hacer público el sueldo del personal directivo de la Corporación RTVE.

 

 

USO ha sido el único sindicato en llevar ante  el CONSEJO DE TRANSPARENCIA Y BUEN GOBIERNO (CTBG) la solicitud de información de las retribuciones (desde 2016 en adelante) de los directivos en aplicación de una sentencia del Tribunal Supremo (que creó jurisprudencia) en defensa del derecho de los ciudadanos a conocer lo que ganaban los directivos de una empresa pública como la nuestra.

 

 

Una vez estimada la reclamación por el CTBG la obstinada negativa de la Mateo y su equipo a practicar la transparencia y el buen gobierno, de la que tanto alardeaban antes de acceder a sus respectivos cargos e incluso mucho después, bloqueó el derecho reivindicado. Facilitaron información intencionadamente incompleta y, acto seguido, presentaron impugnación al fallo de la CTBG alegando que el derecho a la información pública debería someterse al derecho de protección de datos. Sin embargo CRTVE no siguió el procedimiento jurídico adecuado para esa defensa y según la nueva sentencia, aún recurrible, esa omisión da a entender que no había datos personales sensibles de especial protección en la información exigida por USO, y los cita textualmente:

 

"ideología, afiliación sindical, religión o creencias, origen racial, a la salud o a la vida sexual, datos genéticos o biométricos o datos relativos a la comisión de infracciones penales o administrativas."

 

La sentencia da la razón a USO porque "se trata de una información sobre retribuciones abonadas por una entidad pública, a su personal directivo, que no puede considerarse que afecte a la protección de sus datos de carácter personal, que merezcan especial protección, pues precisamente se trata de un dato de carácter “meramente identificativo”.

 

LA LEY HA HABLADO

 

Y como fundamento, el juez añade "que un control continuo de los gastos de personal permite contar con los datos sobre el coste que anualmente supone cada puesto de personal directivo, y por ello, la información solicitada debería de proporcionarse de forma inmediata". Es decir, considera la demanda de USO como ajustada a derecho y desestima el recurso de la CRTVE que deberá proceder a facilitar las retribuciones de Mateo y su equipo.

 

Pero para USO lo más importante es otro párrafo de la sentencia fallada por el Tribunal Supremo que recoge el preámbulo de la Ley de Transparencia, que dice textualmente: 

 

«La transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política. Sólo cuando la acción de los responsables públicos se somete a escrutinio, cuando los ciudadanos pueden conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones, podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda la participación de los poderes públicos».

 

Tome nota quien corresponda. Este proceso se inició en época de Rosa María Mateo, pero siguen los mismos criterios en la actualidad. Hay que acompasar lo que se dice con lo que se hace. Y eso es precisamente lo que pedimos a Pérez Tornero y su equipo. Coherencia que genere credibilidad en los trabajadores y en el ciudadano.

 

Esos son también los principios de USO y la línea por la que una vez más, en defensa de los intereses de los ciudadanos y los trabajadores de nuestro servicio público, los tribunales nos dan la razón. 

 

Y no nos cansaremos de recurrir a ellos tantas veces como sea necesario.

 

 

 

Imprimir

EL MAL ESTILO DE CINTORA

 

Ya que nadie sale a defender los intereses de la Corporación ni de los trabajadores, USO lo hace sin ningún pudor. Como dice el refrán: éramos pocos y parió la abuela. Ahora resulta que el gran comunicador y prestigioso periodista independiente, Jesús Cintora, ha caído en la gran contradicción de anunciar en directo, como despedida de su presencia en el programa Las cosas claras, que le ha echado el Gobierno socialista del señor Sánchez. 

USO se pregunta cómo es posible que te echen por censura política y te permitas el lujo de dar el portazo y, haciendo uso de la más legítima libertad de expresión, denuncies a través de un programa que emite RTVE que aquí no hay libertad de expresión. ¿En qué quedamos?

 

Cintora ha dejado evidencia de su concepto de periodismo independiente insultando en antena a todo el Gobierno, al presidente de la Corporación, a todo su equipo directivo y a la mayoría de quienes formamos parte de la empresa. Los trabajadores estamos hartos de que se utilice a esta Casa (de servicio público legislado) como un ventilador de agendas ocultas y libros de ruta políticos que lo único que consiguen es aumentar el desproporcionado descrédito en la opinión pública sobre el trabajo que aquí realizamos.

 

Si Cintora fuera un periodista de los de verdad, se hubiera despedido con una carta abierta llena de datos, fechas, nombres, cifras y todo tipo de pruebas sobre el DELITO (porque la manipulación y la censura son delito en la democracia Española) del que dice haber sido víctima. Acto seguido, tras abandonar el plató, tendría que haberse dirigido sin perder más tiempo a los juzgados para presentar una denuncia. Eso sí que es periodismo independiente y no el lanzar infinidad de insinuaciones, críticas y opiniones personales incriminando a todo un colectivo de personas trabajadoras que, ajenos a los instrumentos de privilegio y lobby que él mismo utilizó hasta llegar a este trabajo (productora externa incluida), sienten menoscabada y despreciada su carrera profesional.

 

Cintora se olvida de que en todas las apuestas políticas unas veces se gana y otras se pierde. Y cuando se va de ejemplo de independencia no hay mejor ejercicio de transparencia que hacer pública tu ideológica sin tapujos por respeto al ciudadano. Tampoco debería olvidar que es de desagradecido morder la mano del que te ha dado de comer y te ha permitido presentar ese programa.

 

TIEMPOS DE “VALE TODO”

 

Lo que está claro es que el señor Cintora ha demostrado, con su ácida y revanchista despedida, que parece no disponer de la mesura, la clase, el señorío, el respeto, el equilibrio, el talante y la exigida educación esperada en un gran comunicador. Y más, conociendo que ya tenía antecedentes y que salió de A3 Media de igual manera. O lo que es peor, si tan de contenido INFORMATIVO es su trabajo, cómo es posible que se haya saltado tan descarada y arbitrariamente las sagradas normas del LIBRO DE ESTILO DE RTVE (que por lo visto no se ha leído, o se lo pasa por donde quiere) con una intervención final de pura opinión-especulación que en tiempos de ego desbocado en las redes sociales debería quedarse para los “followers”.

 

Censurado, según él, por dos gobiernos, Cintora tendrá que esperar a que los suyos asciendan algún día al poder para poder hacer el periodismo que, supuestamente, le ha llevado a la cumbre de las audiencias y a hacerse un hueco en los espacios INFORMATIVOS nacionales. Y tendrá que replantearse sus palabras de despedida a la audiencia: "me hubiera gustado que me hubieran defendido más, o que no me hubieran atacado" porque desprenden un tufillo de auténtico ególatra autoritario que quiere para los demás lo que no quiere para él.

 

En este negocio hay que saber asumir las críticas, tener reflejos para reaccionar y remar contra viento y marea porque esa dinámica es el fruto de una sociedad libre y plural. Y si las opiniones y las circunstancias no te gustan, como le pasa a todo el mundo, sigues tu camino.

 

Donde las dan, las toman y aunque son tiempos de “vale todo”, hay que saber adaptarse a ese “todo” y hacer autocrítica. Puede que al final confundir y mezclar información con espectáculo para ganar audiencias tenga sentido en la empresa privada (que tampoco cuenta contigo) pero no encaja en la ética de una empresa de servicio público esencial como RTVE, que por supuesto tiene sus problemas como todo en la vida, pero en la que no es elegante ni democrático ciscarse sin aportar pruebas sobre censura. Entonces el delincuente pasas a serlo tú.

 

Desde USO aprovechamos tu salida para desearte lo mejor y darte las gracias por tu aportación a los 173 programas que has durado en antena. Que sepas que ya formas parte del más de medio siglo de historia de esta empresa que es la historia audiovisual de la España moderna. Y no dudes que aquí seguiremos mientras quieran los españoles, nuestros auténticos propietarios. Esperamos que hayas aprovechado la experiencia para aprender y formarte, algo que seguramente te será mucho más valioso en el futuro que el buen dinero que has percibido por tu trabajo (900 euros por programa) tras "dejarte la piel", según tus propias palabras, o tal vez tu obligación profesional. Son etapas y RTVE siempre tiene sus puertas abiertas a quien tiene algo bueno que aportar a su audiencia.

 

Seguiremos con atención la demanda judicial que suponemos no tardarás en presentar en defensa de tus derechos constitucionales por tu supuesta purga. 

 

 

 

Imprimir

PASOTISMO en recursos humanos

 

El pasado martes el Comité Intercentros se ha reunido con la Dirección de Recursos Humanos para que nos informase sobre la manera en que se va a aplicar la ley del trabajo a distancia, recientemente actualizada.

 

La parte social pregunta a la empresa por qué en las unidades en las que esta modalidad de trabajo es posible, en unos casos se exigen dos días de trabajo presencial y en otros solo se exige uno, por qué a compañeros dentro de una misma unidad se les exigen dos días de presencia y a otros uno y por qué a unos compañeros se les marcan exactamente los días de la semana que tienen que estar en sede. Estamos hablando, claro está, de aquellos trabajos que se pueden hacer fuera de sede como se ha venido haciendo durante año y medio.

 

El CI también plantea que entiende que los acuerdos individuales suscritos por algunos compañeros para el teletrabajo después del verano pasado han perdido validez. En este sentido, recordamos que cuando la dirección propuso estos acuerdos muchos compañeros aún estaban de vacaciones y que, cuando volvieron de las mismas, no tuvieron esa oportunidad ya que la dirección había retirado esa posibilidad debido a la presión que se hizo desde la parte sindical por considerarlos discriminatorios.

 

Se le hace ver a la dirección que hace falta un criterio homogéneo para la aplicación del trabajo a distancia frente a la dispersión de reinos de taifa en la que nos encontramos ahora mismo.

 

Además, desde USO pedimos la suspensión de los días presenciales durante los meses de verano en aquellas unidades en que fuera posible y la eliminación de la limitación de que se realice desde el domicilio habitual.

 

Después de escuchar los argumentos de los miembros del CI, la dirección hace “oídos sordos” respondiendo que no contempla cambios al menos hasta septiembre, mes en el que parece comprometerse a sentarse a hablar de la aplicación
de la renovada ley. Mientras, los acuerdos firmados por los trabajadores, unos 490, seguirán vigentes. Del resto de personas en teletrabajo, unos 1.200, nos dicen que hay una aplicación igualitaria para todos. Niegan la mayor.

 

Sobre las situaciones de “retén” o “expectativa” indican que no se está aplicando porque no existe en convenio a pesar de que insistimos en que se está utilizando en muchos departamentos y sobre todo en los centros territoriales.

 

Dicho lo anterior, todavía seguimos esperando un reconocimiento expreso por el trabajo y dedicación de los compañeros que han estado trabajando en sede durante la pandemia, y un reconocimiento al voluntarismo de todos aquellos trabajadores que han seguido manteniendo la actividad desde sus casas (en su domicilio habitual o en cualquier otro), asumiendo los costes de la electricidad, de internet, del espacio, de la compra de una silla ergonómica y demás necesidades básicas que la dirección ni tenía previsto ni ha querido ocuparse ni preocuparse. 

 

La Dirección de Recursos Humanos no sabe lo que está pasando en la empresa, por lo menos su director que se ha excusado en que este tema lo lleva uno de sus “chicos”. ¿Son “recursos humanos” o son “paso de los trabajadores”? Esperemos que ese “chico” finalice sus vacaciones y tome el ejercicio de sus obligaciones con responsabilidad más pronto que tarde.

 

No hagamos encuestas que ya sabemos el resultado.

 

 

 

Imprimir

Un paso atrás para interinos y temporales en fraude de ley en la Administración

El acuerdo para estabilizar el empleo público penaliza a los interinos y temporales en fraude de ley, pero no a la responsable de ese abuso, la Administración.

 

UNIÓN SINDICAL OBRERA (la confe) nos ofrece su análisis sobre el acuerdo que el Gobierno ha cerrado con “sus” sindicatos, en el último minuto de la prórroga para pasar el examen parcial de Bruselas. No va al fondo del problema estructural de la Administración y sus plantillas. El acuerdo, que fía la estabilización a los concursos-oposición y a la aplicación de despidos procedentes, penaliza a los trabajadores y exime de toda culpa al empresario, a la Administración. Para leerlo pulsa sobre la imagen.