• fronton web torrespana
  • fronton web lazo
Imprimir

Y sin público, ¿somos servicio público?

 

RTVE no remonta. Seguimos en caída libre y aún no se ve el fondo. Son ya más de cuatro años de constante pérdida de audiencias sin que nadie haya hecho nada para detener la alarmante hemorragia de índices.

 

Todo comenzó con el nombramiento a dedo de Rosa María Mateo y su purga para dar paso a amigos y enchufados, abriendo así el camino a un derrumbe constante que la coronó como la peor y más polémica dirigente de la historia de RTVE.

 

Había muchas esperanzas puestas en el nuevo ciclo abierto con José Manuel Pérez Tornero al frente del nuevo consejo de administración. Pues ni por esas. La gestión de Pérez Tornero fracasa cuando, en vez de emprender una profunda regeneración queda paralizado por el miedo a equivocarse y a las presiones. En lugar de tomar la iniciativa y dar paso a la profesionalidad que de él se esperaba, tal vez mal asesorado por profesionales de dudoso pedigrí, rápidamente queda al descubierto su incapacidad como gestor. Son numerosos los directivos responsables del anterior desastre que siguen en sus puestos o incluso han escalado en el organigrama.

 

Con su liderato hemos caído hasta la cuarta opción de la audiencia, y el desplome no ha tocado fondo. ¿Alguien nos puede contestar a la pregunta de “cómo sin público ni apoyo de la opinión pública, podemos considerarnos un auténtico y necesario servicio público?

Y fruto de ese miedo y esa parálisis, sin capacidad de reacción Pérez Tornero se ha entregado a la negación y a mirar hacia otro lado en una clara política de testarudez. Así lo ha puesto de manifiesto, por escrito y con su firma, al redactar una carta en la que defiende públicamente su obstinación de mantener en el prime time del viernes noche el programa Las claves del Siglo XXI, pese a su estrepitoso fracaso de audiencia.

 

Lejos de entonar el racional mea culpa y de buscar salida a las duras críticas recibidas, Pérez Tornero ha dado un desesperado paso adelante justificando su decisión con datos sospechosamente tergiversados. Según Tornero el programa necesita "tiempo para afianzarse" y mantiene que es un formato que aspira a obtener la mayor audiencia posible. Y podría considerarse como una mentira cuando asegura que "la evolución del formato ha sido ascendente y correcta".

 

Señor Tornero, según el diccionario de la RAE, "ascendente" es ir a más, sumar, crecer, subir, mejorar, aumentar... Pero el programa que dirige a precio de oro Javier Ruiz cerró los 13 episodios de su primera temporada con una cuota de pantalla de 5 puntos de share de media. Muy lejos de la ya raquítica media de RTVE. ¿Es eso "ascendente"?

 

Las claves del Siglo XXI arrancaron con una cuota de 5,5% (710.000 espectadores) y prosiguió en caída hasta acabar el programa 13 con share de 4,5% (552.000 espectadores). Por el tortuoso camino en busca de la consolidación perdió 158.000 espectadores por programa. ¿Es eso lo correcto?

 

Y lo que es aún peor, los primeros programas de la segunda temporada han registrado datos de audiencia aún más bajos y ya están en el 3,6% (450.000 espectadores). ¿Es eso afianzarse?  

 

Señor Tornero, las mentiras y la manipulación descarada tienen las patas muy cortas y difícilmente se puede consolidar la credibilidad y el respeto hacia la opinión pública si se suscriben y firman, de puño y letra, comunicados burdamente falaces. En vez de tergiversar descaradamente los datos podría haber explicado en su misiva las verdaderas razones de por qué mantiene en parrilla un programa fracasado que lastra las audiencias generales de La 1. ¿Seguirá renovando al programa y a su director con estos datos?

 

Podría haber explicado que no puede liberarse de las presiones del lobby político al que pertenece Javier Ruiz y del poder de sus patrocinadores para colocarle a toda costa en TVE con el fin de poder llevarse al bolsillo un buen dinero. Lo que no es discutible es que desde un ático se ve mucho mejor Madrid. Pero no. Ha optado por mirar hacia otro lado y emborronar su propia imagen de académico de prestigio utilizando adjetivos sesgados, inadecuados, acientíficos, y maliciosamente subjetivos intentando enmascarar lo que es una realidad innegable.

 

En USO creemos que ha hecho una peligrosa elección. Que no es el camino apropiado y exigible para un docente de tan amplia trayectoria. Está dirigiendo sus pasos hacia la ruta que tomó Rosa María Mateo. Y mire cómo acabó.

 

USO sabe que la mentira no es la respuesta adecuada a los ciudadanos, ni a los espectadores, ni a los representantes políticos elegidos democráticamente por los españoles que además le eligieron a usted. Tampoco es la moneda para recompensar el esfuerzo de los trabajadores por mantener RTVE a flote. Y aún menos la forma de transmitir confianza y entrega a sus compañeros de singladura en el equipo de dirección. El presidente ha dicho en diversas ocasiones que necesita 5 años para que su proyecto fructifique. Ya ha consumido 1 y lo único que hemos visto es caos acompañado de buenas palabras y promesas, muchas de ellas imposibles. Y así, ¿hasta cuándo?

 

Dicen que rectificar es de sabios. Y la sabiduría es, o debería ser, el principal objetivo de todo académico docente que se precie. Y aunque el barco de RTVE navega desde hace tiempo en la tormenta, hacia el caos, por la impericia de sus distintos capitanes, nunca es tarde para dar un golpe de timón e intentar evitar un naufragio que parece inevitable.

 

 

Imprimir

CIEGOS, SORDOS, ...

 

De nuevo por alusiones, ante una nota del SI (Sindicato Independiente de Comunicación y Difusión), esta vez en solitario, por fin, sin haber calcado un comunicado de UGT. Tras muchos meses de dócil y sumiso seguidismo, se han molestado en darle a la tecla para meter a USO en el saco de lo que denominan "sindicatos del NO".

En USO estamos cansados de explicar que estamos siempre de parte de los trabajadores y que no somos los mamporreros ni estamos dispuestos a hacer el trabajo de la dirección. Ya lo demostramos cuando nos abstuvimos de la demanda presentada por CGT (apoyada por CCOO) contra el proceso de promoción. Y explicamos que no la era ni adecuada ni oportuna, pero que no le íbamos a hacer el juego a la empresa poniéndonos de su parte como hizo el UGTSI para dejar definitivamente claro quienes son y de qué van.

 

Lo mismo nos ha pasado con la demanda de CCOO contra ciertos puntos del III Convenio a la que acabamos sumándonos por coherencia sindical. Pese a que no nos parecía un planteamiento claramente ganador, podría aflorar algún tipo de inconsistencia jurídica.

 

USO tiene presentadas sus propias demandas y conflictos colectivos, a los que unas veces se adhieren unos y otras veces otros. Están en su derecho de discriminar y apostar por el caballo ganador o huir del perdedor. Pero lo que USO tiene claro es que se trata siempre de apostar por el trabajador y su posible beneficio.

 

Y de conflictos imposibles sabemos mucho en USO. Quizás el más importante fue la demanda que ganamos para beneficio de muchos trabajadores que cobran el Complemento de Programas y que desde esa sentencia cobran el plus completo cuando están de baja médica. En ese conflicto NINGÚN sindicato nos apoyó. A todos les pareció un disparate. Fuimos sólos y GANAMOS.

Volvemos a repetir, por si insistiendo los ciegos pudieran ver al fin la luz, USO es un sindicato de negociación, de acuerdos, de acercamiento de posturas, de sentido común y que está por la sostenibilidad y el futuro de CRTVE.

USO no tiene financiación o patrocinio de nadie. Sólo vivimos de las cuotas de nuestros afiliados ¿Pueden decir esto otros? Esto nos permite ser Libres e Independientes de verdad. No recibimos órdenes de nadie. Ni nos dan capones, ni golosinas como a mascotas bien adiestradas.

USO lucha por nuestra independencia y no aceptamos órdenes, consignas, tácticas o estrategias dictadas por otros.

Por eso, cuando estampamos nuestra firma y logo en un acuerdo, es porque consideramos que es bueno para los trabajadores afectados y para la empresa. Y este es el caso del último acuerdo alcanzado para la consolidación de empleo. Mejorable según nuestra opinión, claro, pero necesario y urgente en esta situación límite en la que estamos viviendo, también.

USO para estar vivo, no necesita parasitar el trabajo de otros (UGT) cuando todos sabemos que se trata de una evidente absorción de dos que “avanzan” hacia el altar.

 

 

Imprimir

subir salarios, la única salida

 

USO pide este 1 de Mayo garantizar precios asumibles para suministros básicos y recuperar la cláusula de revisión salarial ligada al IPC

Este 1 de Mayo llega “en un momento de asfixia para los bolsillos, que no se han recuperado de las pérdidas salariales de la pandemia y ahora, con las rentas de los hogares mermadas, afrontan una inflación que puede acabar el año por encima del 12 %. Es urgente recuperar la cláusula de revisión salarial ligada al IPC en los convenios. No podemos caer en la trampa de ligar los salarios a la inflación subyacente, la que no incluye ni alimentos ni energía, porque todos tenemos que pagar la compra y encender la luz. Subir los salarios es la única salida a la crisis.

SALARIOS, UNA RECUPERACIÓN INCOMPLETA

Los trabajadores hemos perdido, con el último dato de inflación, un 8,25 % de poder adquisitivo desde 2018. Pérdidas que no pueden achacarse en su totalidad a la guerra de Ucrania, pues los precios ya se dispararon en 2021 y habían comenzado igual este año.

Pero, además, esto ocurre cuando aún no habíamos recuperado las rentas previas a la pandemia. La renta per cápita se desplomó en 2020 más de un 12 %. Y, aunque en 2021 se habían recuperado ligeramente sobre esas cifras, hemos perdido casi el 5 % si miramos a 2019. Sin la economía de los hogares, recortando de nuevo, es imposible afrontar una recuperación real. Los sacrificios no pueden volver a ser de nuevo de la mayoría de los trabajadores. 

USO ha pedido desde el inicio de la escalada de la luz, hace año y medio, que se graven con el IVA superreducido, como corresponde a los productos y servicios más necesarios. 

Por estos y otros muchos motivos, como la pérdida de horas trabajadas, el abuso de las jornadas parciales y la pérdida de valor de las pensiones, este primer 1 de Mayo sin restricciones debe ser un grito por el empleo y los salarios.

 

 

Imprimir

SE ABRE UN NUEVO CICLO CON RECURSOS HUMANOS

En USO hemos constatado síntomas de que las relaciones con la dirección de RTVE parecen comenzar a cambiar para mejor. Y todo gracias a un giro en su política de negociación desde Recursos Humanos. Fruto de ese cambio en el esfuerzo por aproximar posiciones, en la mañana de hoy miércoles hemos conseguido llegar a un acuerdo en el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) después de que los representantes de la empresa decidieran aceptar la propuesta de USO en relación a la entrega mensual a cada empleado de una CERTIFICACIÓN OFICIAL de los horarios efectivamente realizados.

Con la aceptación de esta reivindicación, USO retira la “demanda de Conflicto Colectivo” por incumplimiento del artículo 42.5 del III Convenio. A partir de ahora todos los trabajadores podrán visualizar e imprimir su certificado mensual de tiempos a través del Portal del Trabajador. Esperamos que esta novedosa posibilidad esté implementada y funcione correctamente en breve. Te invitamos a que si encuentras algún error te pongas en contacto con nosotros para solucionarlo.

 

La empresa se compromete a que en el documento de descarga aparezca la expresión "certificado de tiempos" y desaparezca la de "formulario de tiempos". Este es un matiz fundamental por sus implicaciones legales ya que pasa a ser un documento oficial con validez para respaldar tus reclamaciones de naturaleza salarial, si fuese necesario. Ello supone un cambio de aires que cierra la situación de bloqueo vivida hasta el momento y que nos convence de que hay voluntad de diálogo, negociación y acuerdo, como siempre hemos defendido desde USO.

 

Confiamos en que esto no sea una iniciativa puntual o una muestra efímera de buena voluntad, y marque un punto de inflexión a partir del que podamos mejorar la fluidez en las conversaciones y construcción de acuerdos beneficiosos tanto para los trabajadores, como para el buen funcionamiento de la organización del trabajo. Esperamos en los próximos días cerrar nuevos acuerdos que nos permitan retirar los otros conflictos colectivos en curso. Esta es la vía de progreso que necesita RTVE y la demostración de la voluntad del Consejo de Administración de trabajar por la justicia y la paz laboral. 

 

 

Imprimir

LA JUSTICIA PONE A CADA UNO EN SU SITIO

 

 

 

La Audiencia Nacional ha desestimado la demanda de CGT y CCOO contra los procesos de promoción profesional que se están llevando a cabo en RTVE. La justicia acaba poniendo a cada uno en su sitio y como ya os explicamos en nuestro comunicado, para USO se trataba de una acción desproporcionada y extemporánea. Esta demanda podría acabar resultando suicida y perjudicaba a los trabajadores implicados en los procesos y, a la larga, a todos los trabajadores de la Corporación (incluidos sus propios afiliados) por la paralización y el colapso que provocaba sobre la renovación y adecuación. Máxime cuando estamos en pleno proceso de prejubilaciones.

 

Por eso en USO rechazamos de plano sumarnos a la demanda de CGT, como sí hizo CCOO. Además, como representantes de los derechos de los trabajadores y en defensa de la ética y el ADN del trabajo sindical, también rechazamos hacer de mamporreros de la empresa remando a su favor como rápidamente hizo UGTSI. Lo más prudente, sensato y sabio era dejar que la Justicia hiciera su trabajo y pusiera a cada uno en su sitio.

 

CGT y CCOO han acabado con el rabo entre las piernas. Sobre todo, CGT que, además, se ha llevado un tirón de orejas porque el juez ha decidido sancionar con 600 euros de multa al sindicato al considerar que ha actuado con "temeridad" (lo contrario a la prudencia y el sentido común).

 

USO tampoco va a entrar en el rastrero juego de hacer leña del árbol caído porque tampoco nos alegramos de esa multa. Al fin y al cabo, son muchos años de luchar en la defensa de los derechos de todos los compañeros. Ni vamos a hacer de buitres, como quizá otros en una demostración de auténtica falta de conciencia de clase al instar a los afiliados de esos sindicatos a abandonar el barco para, con una evidente falta de estilo, subirlos al suyo.

 

Para USO todo trabajador de la casa nos merece el máximo respeto y os consideramos lo suficientemente inteligentes como para saber hacer las lecturas más adecuadas y optar por lo que creáis más oportuno y ético. Y esperamos que este varapalo sirva de reflexión y ayude a madurar a todos aquellos que se muestran más dispuestos a tirar por la calle de enmedio, dejándose llevar por impulsivas y pueriles emociones, que por la vía de la negociación y el acuerdo meditado por la que siempre ha optado USO, dejando los tribunales para cuando ya no hay otra opción posible.

 

Os recordamos que USO tiene presentados varios recursos por conflicto colectivo y que a lo largo de nuestra trayectoria hemos ganado algunos muy importantes, de los que todos seguimos beneficiándonos. Para USO vale más vale un buen acuerdo por el que todos se sientan beneficiados que una sentencia pírrica que deje heridas abiertas y un reguero de rencor que termine alimentando nuevos conflictos. Al fin y al cabo, RTVE no es propiedad de ninguno de nosotros, todos somos, incluidos los directivos, trabajadores por cuenta ajena obligados a prestar el mejor servicio público posible a todos los españoles.