• fronton web lazo
Imprimir

RTVE NO PUEDE VIVIR SOLO DE BUENAS INTENCIONES

USO está de acuerdo en que a nuestra empresa le hace falta revitalizarse y reconectar con la audiencia con acciones de marketing y publicidad ágiles y acorde con los tiempos que vivimos. Y el acto de presentación de la nueva programación anoche en Callao fue una buena oportunidad. Hay que llevar a cabo ese tipo de eventos que pongan a RTVE a la altura de las grandes empresas audiovisuales a base de “alfombra roja” y “photocall” de famosos. Hasta ahí no hay problema y siempre contarán con nuestro apoyo. Esa es la de cal. Pero luego viene la de arena porque lo que no es de recibo es que la ejecución de dichos eventos sean una chapuza por la falta de coordinación, gestión y supervisión que provoca imperdonables fallos y una larga cadena de errores en su desarrollo.

 

RTVE no puede vivir solo de buenas intenciones e intentar construir una imagen en la que falla hasta la fachada. No se puede vender lo de la “alfombra roja” y luego no poder llevarlo a cabo porque no se tenían los oportunos permisos municipales, ni para el photocall en la fachada del cine Callao.  Si sólo fuese esto tendría un pase, pero tampoco tenían los permisos para aparcar la auxiliar de la Unidad Móvil (con lo que tuvieron que tirar metros de cables por la calle con el peligro que eso supone). Mala planificación y mala gestión, sin duda. Y para rematar, las Unidades Móviles utilizadas son las que llegaron el lunes por la noche después de la paliza de cubrir durante tres semanas la Vuelta Ciclista a España, trabajadores incluidos que, por cierto, no han podido disfrutar de su necesario y pactado descanso.

 

Cómo será que los compañeros de sonido tuvieron que comer de bocadillo por que las dificultades que encontraron para que todo aquello funcionase no les dejaron tiempo para otra cosa. Una vez más, y ya son infinitas, se demuestra que todo sale gracias a la voluntad y la profesionalidad de los trabajadores.

 

No se puede exigir acreditación previa y luego hacer esperar dos horas a los acreditados. No se puede abrir una zona VIP aislada y sin conexión con el salón de actos y obligar a los famosos a atravesar una zona urbana sin protección en la que podrían haberse producido incidentes imprevisibles de todo tipo. ¡Menos mal que la sociedad española es fundamentalmente educada y respetuosa! 

 

Y así una larga lista de meteduras de pata que lo único que consiguen es deslucir el acontecimiento eclipsando el objetivo que se persigue y, de paso, desmoralizar a los compañeros que han puesto toda su voluntad y esfuerzo en la ejecución de su trabajo.

 

Una lástima, una verdadera lástima que las buenas ideas e iniciativas de un equipo directivo que quiere enderezar el rumbo choque con ejecutores incompetentes que no dan la talla en el desempeño de sus funciones. Y de nuevo surge la pregunta ¿Habrá una oportuna valoración de qué y quienes fallaron? 

 

HAY QUE PONERSE Y SABER PONER LAS PILAS

 

El equipo de José Manuel Pérez Tornero tiene un problema grave si no consigue encajar las piezas. A su llegada, desde USO planteamos si sería un directivo de puño de hierro en guante de seda o acabaría atascando sus anunciadas reformas engullido por la resistencia de la anquilosada “real politik”. Aceptamos el argumento de que “piano, piano, se anda lontano” pero cuidado, porque esa premisa no es válida en un servicio de urgencias cuando recibe a un paciente que se desangra, como RTVE con sus audiencias y su valoración ante la opinión pública. 

 

Lo visto este jueves en Callao durante la presentación de la nueva programación merece aplausos en el concepto, en la idea y en la intención. Pero ese impulso puede quedar ensombrecido por una ejecución de suspenso que da que pensar y pone en evidencia que RTVE no se salva con un barniz de coloridos eventos de cara a la galería. Y menos cuando ante el más pequeño de los soplidos se desconcha dejando al aire su inconsistencia y superficialidad.

 

No hay que limitarse a ponerse uno mismo las pilas. Hay que hacer llegar la energía a toda la maquinaria. Los que proyectan y diseñan tienen la obligación de cerciorarse de que sus planos van a ser correctamente ejecutados. 

 

Al que no quiera, o no le guste, que se baje del barco antes de que nos hagan zozobrar.

 

Y no seremos una empresa plural y creíble si nos dedicamos a contratar a purgados de otras empresas de comunicación. Dicho queda.

 

 

 

Imprimir

ECHANDO BALONES FUERA

 

Los mismos que pretenden suplantar las competencias de las Universidades convalidando tiempos de permanencia en funciones con títulos y puntuaciones académicas (hablamos del área RRHH) han caído en una nueva contradicción al licitar por primera vez en la historia de nuestra empresa, el concurso de la futura convocatoria de oposiciones libres.

 

Igual que hacer convocatorias públicas para puestos de confianza con características especificas (a medida de) para la persona elegida previamente. Un juego de trileros innecesario porque esos puestos son de libre designación y no requieren ese procedimiento que pretende justificar la contratación del elegido o elegida. Es curioso que el actual director de Recursos Humanos proveniente del Canal de Isabel II haya encontrado para cubrir el puesto de subdirector Compensación y Gestión del Talento a una colega precisamente ¡Qué cosas! del Canal de Isabel II. Y no será la última.

 

Y siguiendo la línea de externalización de la producción (contrataciones “artísticas“ de periodistas y de productoras para contenidos pseudoinformativos), la actual dirección se va a gastar la friolera de 1.863.184,00 € en la contratación del "Servicio de selección para cobertura de puestos por convocatoria libre". Por lo visto, en la plantilla de más de 6.400 trabajadores de RTVE (incluído el Instituto) no hay personal cualificado, suficiente y de garantía que pueda organizar la convocatoria y los exámenes a nivel nacional. Aunque hay compañeros de recursos humanos que nos han manifestado su perplejidad y preocupación por la pérdida de una parte esencial de su trabajo, como es la organización y administración de un proceso de selección de personal.

 

Casi dos millones de euros parece de entrada una gran cantidad que solo puede explicarse si razonamos que habrá que crear estructuras de selección y examen de candidatos en las 17 comunidades autónomas. Es difícil de entrar a valorar el coste de los servicios cuando no se han dado explicaciones de quién se va a encargar de centralizar las solicitudes, que tribunal va a validar los requisitos exigidos para cada plaza, quién va a examinar a los opositores y cual va a ser todo el procedimiento administrativo.

 

Y como nada se explica antes de la publicación de la licitación que se cerrará el 4 de octubre, también debemos suponer que se exigirá un pago de tasas que no se especifican a cuanto ascenderán, quién y cómo se cobrarán y a qué capítulo de los presupuestos serán consignadas.

 

En fin, como siempre y siguiendo la línea de la anterior administradora única, demasiadas sombras, demasiadas dudas y demasiadas cuestiones sin responder que solo contribuyen a crear un halo de misterio y oscurantismo alrededor de un tema que debería nacer y desarrollarse en un entorno más limpio que una patena. Los procedimientos sin transparencia dan pábulo a las sospechas y a favorecer que en la opinión pública se instale el rumor de que hay zonas de sombra porque las plazas "están dadas". Este tipo de actuaciones no contribuye en lo más mínimo a ese cambio de imagen que se ha propuesto José Manuel Pérez Tornero con esa macroencuesta de la que también desconocemos el coste que va a suponer su parte externalizada.

 

De nuevo se repiten los patrones de falta de comunicación y transparencia como si hubiera un acuerdo tácito para seguir echando balones fuera de RTVE. Y por lo visto si queremos recuperar el terreno de juego no queda más remedio que, por desgracia, denunciarlo públicamente y airear los trapos fuera, donde precisamente van a parar los balones. 

 

 

 

Imprimir

¿Quién sostiene la dignidad de RTVE?

Tienen nombre y apellidos. Son compañeros que no se han rendido a la voluntad del Gobierno y para quienes el criterio periodístico es algo más que un slogan. El pasado lunes un equipo de RNE y TVE en Andalucía ponían en pie un tema de absoluta actualidad humanitaria. Un traductor afgano colaborador del ejército español, pedía ayuda para su familia amenazada de muerte por los talibanes.

Defensa había olvidado incluir los nombres de sus familiares en la lista de evacuación, contaba el colaborador afgano. De la noticia se hacían eco otros medios, muchos de ellos sin imágenes. Los compañeros de Sevilla estaban ahí siguiendo en directo las conversaciones del colaborador  afgano con personal del Ministerio de Defensa para intentar evacuar a sus padres y a sus cinco hermanos. Pieza y crónica, impecables.

Pero la información no consiguió pasar el cribado de Edición del TD2. Consideraron suficiente incluir en el minutado una pieza sobre lo bien que lo estaba haciendo el Gobierno atendiendo a los afganos rescatados en la zona de conflicto.

Afortunadamente edición del CANAL 24h y de RNE dieron la talla sin ocultar una noticia que nuestra empresa tenía en primicia.

Algunos compañeros se imponen una autocensura que acaba con la credibilidad del buque insignia de RTVE, Sr Tornero. Mire a su alrededor. Tiene usted un magnífico equipo de profesionales para salvar la credibilidad de unos Telediarios cuyo equipo de edición no entiende ya ni del carácter humanitario de nuestro servicio público. Por no hablar de la exclusividad de unas imágenes que sólo TVE tenía. 

Si fuimos capaces de ser líderes en informativos durante muchos meses consecutivos, y de ello no hace tanto, es porque hay talente y criterio interno suficiente para ello. No tenga miedo. Usted mejor que nadie, sabe lo que nos estamos jugando.

 

Imprimir

NUEVO VARAPALO JUDICIAL A ROSA MARÍA MATEO

 

Aunque se suele dar por bueno eso de que muerto el perro, se acabó la rabia, los tribunales han resucitado, vía sentencia, la unánime repulsa a la gestión de Rosa María Mateo como administradora provisional única de RTVE. La Audiencia Nacional ha fallado a favor de USO en nuestra reclamación sobre la obligación de hacer público el sueldo del personal directivo de la Corporación RTVE.

 

 

USO ha sido el único sindicato en llevar ante  el CONSEJO DE TRANSPARENCIA Y BUEN GOBIERNO (CTBG) la solicitud de información de las retribuciones (desde 2016 en adelante) de los directivos en aplicación de una sentencia del Tribunal Supremo (que creó jurisprudencia) en defensa del derecho de los ciudadanos a conocer lo que ganaban los directivos de una empresa pública como la nuestra.

 

 

Una vez estimada la reclamación por el CTBG la obstinada negativa de la Mateo y su equipo a practicar la transparencia y el buen gobierno, de la que tanto alardeaban antes de acceder a sus respectivos cargos e incluso mucho después, bloqueó el derecho reivindicado. Facilitaron información intencionadamente incompleta y, acto seguido, presentaron impugnación al fallo de la CTBG alegando que el derecho a la información pública debería someterse al derecho de protección de datos. Sin embargo CRTVE no siguió el procedimiento jurídico adecuado para esa defensa y según la nueva sentencia, aún recurrible, esa omisión da a entender que no había datos personales sensibles de especial protección en la información exigida por USO, y los cita textualmente:

 

"ideología, afiliación sindical, religión o creencias, origen racial, a la salud o a la vida sexual, datos genéticos o biométricos o datos relativos a la comisión de infracciones penales o administrativas."

 

La sentencia da la razón a USO porque "se trata de una información sobre retribuciones abonadas por una entidad pública, a su personal directivo, que no puede considerarse que afecte a la protección de sus datos de carácter personal, que merezcan especial protección, pues precisamente se trata de un dato de carácter “meramente identificativo”.

 

LA LEY HA HABLADO

 

Y como fundamento, el juez añade "que un control continuo de los gastos de personal permite contar con los datos sobre el coste que anualmente supone cada puesto de personal directivo, y por ello, la información solicitada debería de proporcionarse de forma inmediata". Es decir, considera la demanda de USO como ajustada a derecho y desestima el recurso de la CRTVE que deberá proceder a facilitar las retribuciones de Mateo y su equipo.

 

Pero para USO lo más importante es otro párrafo de la sentencia fallada por el Tribunal Supremo que recoge el preámbulo de la Ley de Transparencia, que dice textualmente: 

 

«La transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política. Sólo cuando la acción de los responsables públicos se somete a escrutinio, cuando los ciudadanos pueden conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones, podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda la participación de los poderes públicos».

 

Tome nota quien corresponda. Este proceso se inició en época de Rosa María Mateo, pero siguen los mismos criterios en la actualidad. Hay que acompasar lo que se dice con lo que se hace. Y eso es precisamente lo que pedimos a Pérez Tornero y su equipo. Coherencia que genere credibilidad en los trabajadores y en el ciudadano.

 

Esos son también los principios de USO y la línea por la que una vez más, en defensa de los intereses de los ciudadanos y los trabajadores de nuestro servicio público, los tribunales nos dan la razón. 

 

Y no nos cansaremos de recurrir a ellos tantas veces como sea necesario.